• Carla Salamanca

¿Será que la crisis nos traerá marcas más conscientes?

#CapitalismoConsciente #Empresas #NegociosConscientes

Comprender el impacto que el sector privado tiene en la transformación social, logra poner sobre la mesa un tema crucial para el desarrollo del mundo actual. Tenemos que entender, qué ni los gobiernos, ni las organizaciones sociales pueden solucionar los grandes problemas que aquejan a la humanidad. La situación actual nos hace pensar y cuestionar nuevamente cómo se puede vivir mejor en un sistema capitalista.

“A lo largo de la historia, ninguna creación humana ha tenido un impacto tan positivo en más personas y de forma tan rápida, como el capitalismo de libre mercado” (Mackey & Sisodia, 2014). A lo largo de los años, se ha demostrado que el sistema capitalista funciona, ya que mucho se ha conseguido. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer. Una gran mayoría del mundo todavía no ha abrazado los principios esenciales del capitalismo de libre mercado y, como resultado, somos colectivamente mucho menos prósperos de lo que podríamos ser” ( Mackey & Sisodia, 2014). No obstante, es importante mencionar que aunque el capitalismo ha generado grandes avances en la sociedad moderna, también ha generado un sinfín de problemas, que cuando surge una crisis, estos se hacen aún más presentes o visibles.

El Capitalismo Consciente es entonces una nueva visión o un nuevo enfoque al sistema actual. Poca gente sabe, ya que no se enseña en las escuelas, que cuando Adam Smith escribió “La riqueza de las naciones”, años antes el autor y padre del liberalismo económico, ya había escrito otro libro fundamental llamado en inglés “The Theory of Moral Sentiments”. Un libro donde se habla sobre la naturaleza humana de vivir en sociedad y de buscar entre todos, el beneficio colectivo. El problema entonces reside en que nuestra concepción sobre el sistema está incompleto. Vivimos en una parte de la teoría, más hemos desechado la otra. Sin embargo, la crisis y la situación actual del mundo, pone sobre la mesa como el hombre busca vivir y colaborar con su sociedad ya que solos no podemos. Y entonces, cuando vemos como el rol de las empresas va más allá que sólo ser proveedoras de materias primas o de servicios, es aquí cuando vemos cómo todos estamos interconectados y que cuando uno da los otros responden.

El brote de COVID-19, plantea desafíos sin precedentes para las empresas, los gobiernos y las sociedades de todo el mundo. Las empresas están reaccionando de diferentes maneras para garantizar la continuidad del negocio, mejorar la resistencia de su cadena de suministro o recurrir a formas innovadoras para generar ingresos. Algunas están utilizando la parte más conocida de la teoría al solo buscar maximizar sus retornos y mantener su inversión, mientras que las más inteligentes y humanas, están buscando alternativas que beneficien a la sociedad. La respuesta la veremos en unos meses cuando el mercado responda a favor de las empresas conscientes.

Para C3, la crisis plantea una esperanza en el mundo. Una esperanza latente de cómo cuando se quiere se puede. Una esperanza de cómo cuando el ser humano acepta que somos interdependientes y que el beneficio de la sociedad se traduce en un beneficio para todos, las ideas surgen.

Mencionamos aquí ideas dignas de ser compartidas.

1º Grupo Modelo

El día de hoy, Grupo Modelo, una de las empresas más reconocidas en México anunció que logró convertir el alcohol de su cerveza Corona Cero en 300K botellas de antibacterial, las cuales serán donadas a la Fundación IMSS. Grupo Modelo siempre ha asumido su responsabilidad social con los mexicanos y hoy no es la excepción. Hemos evaluado diferentes formas de sumar esfuerzos ante esta crisis y estamos muy orgullosos de anunciar que haremos esta donación para cientos de miles de mexicanos que más lo necesitan” - Cassiano De Stefano, Presidente de Grupo Modelo.

2º LVMH

El conglomerado de artículos de lujo LVMH, la empresa matriz de Christian Dior, Guerlain y Givenchy, quiere ayudar a las autoridades sanitarias francesas al fabricar desinfectante para manos y proporcionarlo de forma gratuita entre la población.

3º Foxconn

El gigante de la electrónica Foxconn, fabricante del iPhone de Apple, se sumó a la lucha al cambiar parte de su producción para hacer máscaras quirúrgicas, ya que dada la gran demanda mundial existe una fuerte necesidad especialmente en hospitales y clínicas.

4º Bacardí

La destilería se suma a la lucha con su principal planta, ubicada en Puerto Rico. La empresa, realizará 1.7 millones de frascos de 10 onzas con desinfectante para manos, para combatir el COVID-19.

La producción total de los desinfectantes realizados con apoyo de Bacardi (la cual aumentará para la siguiente semana) será distribuida de manera local entre las comunidades de Puerto Rico, esto de manera gratuita. De hecho, hasta el momento se ha repartido producto entre los bomberos y policías, pero también se espera que llegue a manos de los colaboradores de la empresa y sus familias, con la finalidad de preservar su salud ( Criterio, 2020)

3M + GE Healthcare + UAW

Las empresas norteamericanas 3M y General Electric junto con el sindicato que representa a los trabajadores de la industria aeroespacial, agrícola y automotriz, la United Auto Workers, trabajarán juntos para expandir su producción para lograr abastecer de equipo médico.

Estamos trabajando con 3M para ayudar a escalar la producción de respiradores/purificadores de aire con motor, utilizando una combinación de 3M y piezas de Ford .

Estamos trabajando junto con GE Health Care para expandir la producción de ventiladores con el objetivo de tratar a los pacientes infectados con Coronavirus

Ford junto con el sindicato United Auto Workers están fabricando 75,000 protectores faciales en esta semana, con la intención de proveer con equipo al staff médico americano.

Cuando hablamos de capitalismo consciente, hablamos de utilizar tu fuerza empresarial para algo que va más allá de solo generar ingresos. Si utilizamos los casos mencionados, podemos ver cómo las empresas pueden generar un impacto a través de sus mismas líneas de negocio. La intención no es donar por donar. La intención es utilizar lo que cada una hace bien para el beneficio de la comunidad y como consecuencia, para el beneficio de la marca.

El cambio de enfoque, no solo ayuda a las empresas a proteger a su propia fuerza laboral y a servir al bien común. El cambio de enfoque también les ayuda a mantener las líneas de producción en funcionamiento en tiempos de baja demanda, generar ingresos moderados e impactar positivamente en su reputación.

El resultado final será ver como la sociedad premia a aquellas empresas que estuvieron en los tiempos difíciles y cómo se le dará la espalda a aquellas que le dieron la espalda a la sociedad más esta más los necesitaba .¿Tendremos entonces como resultado de la crisis marcas conscientes que logran visualizar su poder en la sociedad? ¿Será que como resultado tendremos más marcas que piensan en ellas al pensar primero en los otros?

0 vistas0 comentarios