• Carla Salamanca

5 motivos por los cuales las empresas necesitan tener un propósito profundo.

#PropósitoProfundo #CapitalismoConsciente #EmprendimientoConsciente #ClusterConsciente


El propósito es el terreno común, la intersección entre la pasión, el talento y las necesidades de la sociedad. El autor del libro “Purposeful Company”, articula la esencia del propósito de la siguiente manera: "el propósito de una gran compañía es su razón de ser. Define su existencia y contribución a la sociedad. Determina sus objetivos y estrategia”. Como los cimientos de una casa o un director de orquesta, un propósito claro debe de ser la base para cualquier organización. Es el alma y la identidad de una marca, ya que proporciona una plataforma para construir y un espejo para reflejar su existencia en el mundo. Contar con un propósito le da un sentido claro a la gente sobre el por qué existe una empresa, qué problemas está aquí para resolver y quién quiere ser para cada ser humano que toca a través de su trabajo.


¿ Por qué tener un propósito?

1. Para empezar, las empresas impulsadas por un propósito son testigos de mayores ganancias de participación de mercado y crecen en promedio tres veces más rápido que sus competidores, al tiempo que logran una mayor satisfacción de los empleados y clientes. ( Deloitte Insights, 2019). Lo anterior se debe, a que los consumidores de hoy en día buscan identificarse con el propósito de una marca dado que desean conectar a un nivel más profundo al sentir que estas se alinean recíprocamente con quiénes son y quiénes quieren ser.

2. El propósito es un diferenciador central. Las empresas orientadas a un propósito, tienen mayores tasas de productividad y crecimiento, junto con una fuerza laboral más satisfecha que se queda más tiempo con ellas. De acuerdo a un estudio realizado por Deloitte, las empresas con propósitos claros y profundos, reportan niveles de innovación 30% más altos y 40% más altos índices de retención de la fuerza laboral que sus competidores. En México, 6 de cada 10 millenials afirman que el tener un “sentido de propósito” es la razón principal por la que eligen trabajar en una empresa.

3. De la misma manera, las marcas que viven su propósito, son capaces de generar relaciones a largo plazo con todos sus grupos de interés ( stakeholders) al utilizar la fuerza del propósito para buscar impactar positivamente en cada uno. El propósito, permite a la empresa desarrollar propuestas de valor y un diferencial que ninguna otra empresa podrá genuinamente copiar o replicar.El propósito, funciona como una herramienta de navegación que marca el camino para la empresa y le permite conectar profundamente con sus clientes y colaboradores al agregarles un valor único e irremplazable.

La tendencia hacia la necesidad de crear marcas más humanas capaces de conectar mejor con sus stakeholders solo se fortalecerá en los próximos años, dado que los jóvenes de todo el mundo están creciendo con un sentido de propósito más profundo que las generaciones anteriores y están buscando productos que respalden directamente las causas que les interesan ( Deloitte, 2019). Las cifras son contundentes, los consumidores quieren más de sus empresas.

        - 83% de los millenials considera que el éxito empresarial debe medirse en términos de algo más que el desempeño financiero.

        - 38% de los millenials ha cortado su relación con una o varias empresas porque han percibido en ella un impacto negativo.

        -91% de los millenials cambiará el consumo de una marca por aquellas que lideren una causa con la que se sienten identificados.

4. El propósito determina quién es la empresa. Es por esto, que las empresas impulsadas por un propósito realmente logran integrarlo en cada acción que realizan al estar enfocadas en generar un impacto duradero en la vida de las personas. Cada vez más, los clientes buscan interactuar con empresas que les ayuden a alcanzar sus objetivos. Ya sea Patagonia, South West Airlines o Ikea, el orientar el negocio en torno al propósito, puede ayudar a las empresas a impulsar sus operaciones hacia los resultados que las personas valoran y, a su vez, entregarle más valor a todos los involucrados ( stakeholders) con la empresa.

5. Finalmente, en tiempos de crisis, el propósito se convierte en la brújula de la empresa. Determina qué acciones debe la empresa tomar o qué sacrificios puede darse o no darse el lujo de tener. La realidad, como el autor del libro “True Purpose” Tim Kelly menciona, el propósito tiende a dar mejores respuestas para la toma de decisiones a preguntas estratégicas que la lógica. Un propósito bien articulado marcará el camino en la toma de decisiones para la empresa, permitirá pensar con mayor claridad y brindará mayor certidumbre a las decisiones. Una empresa consciente, se preguntaría lo siguiente para atacar los momentos actuales. ¿Cómo podemos usar nuestro propósito para mejorar nuestras posibilidades de supervivencia? ¿Cómo puede nuestro propósito aumentar las posibilidades de supervivencia de otros en nuestro ecosistema?

Trabajar el propósito organizacional, es una tarea compleja sin embargo, cuando se logra articular correctamente este propósito se convierte en el motor principal de la organizacional, en el compás que marca el camino y en el manual que permite revisar si cada decisión conecta con el empresa. Un propósito profundo, te permite seleccionar mejor a tu equipo y hacer que este trabaje hacía un objetivo común.

¡ Trabaja y desarrolla tu propósito profundo con nosotros !

1 vista0 comentarios